Web del CEPA Arganzuela

miércoles, 3 de marzo de 2010

Grandes personajes de Roma: Cincinato.


Cincinato (nombre que significa "cabello ensortijado") fue un patricio romano utilizado como modelo de las virtudes romanas: rectitud, honradez, integridad, respeto a las leyes tradicionales, austeridad y falta de ambición personal.

Este patricio estaba en contra de las concesiones a los plebeyos (los menos favorecidos de la ciudad) y cuando su hijo fue juzgado por insultar a los tribunos él se retiró muy disgustado a su granja. Tras una serie de derrotas frente a los ecuos, Cincinato fue llamado a servir como dictador, un puesto que le permitía asumir la totalidad de los poderes del Estado, pues se creía que era el único capaz de hacer frente a la amenaza. Tras obtener una victoria completa sobre los enemigos, Cincinato, lejos de sacar provecho de su posición para vengarse de sus enemigos políticos, renunció a su puesto y regresó a trabajar su granja. Esta renuncia fue ensalzada por la tradición romana como ejemplo de un liderazgo excepcional, que colocaba a la virtud al servicio de un bien común. Como ejemplo, también, de estricto respeto constitucional y de modestia y desinterés en el ejercicio del poder público.

La leyenda de Cincinato carece, muy probablemente, de una base histórica. La misma nos informa más sobre la imagen ideal que de sí mismos tenían los aristócratas romanos que sobre la historia del siglo V a.C. Pero en la historia son con frecuencia esas imágenes ideales y no los hechos reales los que ejercen mayor influencia.
La ciudad de Cincinatti, en el estado de Ohio (EEUU) le debe su nombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario