Web del CEPA Arganzuela

lunes, 22 de marzo de 2010

La casa del Fauno en Pompeya.

Fauno danzante en el impluvium de la domus.

Pompeya era una próspera ciudad costera que quedó sepultada por la lava tras la erupción del monte Vesubio. Esta tragedia nos ha dejado los restos mejor conservados de la civilización romana, que han sido recuperados por la arqueología.

De las casas descubiertas varias han impresionado por su riqueza y el lujo de su decoración. La casa del fauno debe su nombre a la estatua de bronce que decoraba su impluvium (pileta para recoger el agua de lluvia). Esta escultura representaba a un fauno (personaje mitológico que vivía en los bosques y formaba parte de los cortejos que acompañaban a los dioses) danzando.


En esta domus se han encontrado algunos de los más maravillosos mosaicos romanos conocidos. Su realismo es impresionante, como se puede apreciar en las representaciones de animales marinos.

Además, gracias a estos mosaicos podemos hacernos una idea de cómo eran los cuadros griegos y romanos a los que intentaban copiar pero que, al ser menos resistentes sus materiales, se han perdido con el tiempo.

Uno de estos famosos cuadros es el que representaba a Alejandro Magno luchando contra el rey persa Darío en la batalla de Issos. Sabemos que este cuadro existió gracias a los escritores greco-latinos que lo mencionaron en sus obras, pero se perdió y no podíamos imaginar cómo era en realidad hasta que este mosaico inspirado en él nos lo mostró.

No hay comentarios:

Publicar un comentario