Web del CEPA Arganzuela

viernes, 12 de noviembre de 2010

Un día en la vida de un campesino.


Me levantaría bien pronto, para aprovechar bien el día. Iría al campo para afrontar un día agotador con la misma monotonía de siempre. Empezaría con mi hoz a coger el trigo por todo el campo de el señor para el que estuviera trabajando. A las tres comería lo que me diese mi señor. Sobre las nueve de la noche regresaría a mi casa a hablar con mis hijos y mujer, cenaría y me iría a acostar.

Así es como creo que sería un día normal en la vida de un campesino.
P.T., de 2ºE.


No hay comentarios:

Publicar un comentario